Cannelloni n° 100 all'uovo

El origen de los Cannelloni es muy antiguo: entre las primeras formas de pasta nacidas de la mezcla de harina, agua y sal se encuentran los Gnocchi y los Cannelloni, es decir, tiras de pasta, de diferentes longitudes que se enrollaban para formar cilindros perfectos en donde se ponía el relleno.

Los Cannelloni, gracias a su gran tamaño, son particularmente adecuados para rellenarlos con compuestos sabrosos, a base de carne o a base de vegetales y requesón.

Las recetas más utilizadas para los Cannelloni son las horneadas con rellenos sabrosos y cubiertos con una capa ligera de tomate y salsa bechamel.

Disponibles en paquete de 250 g.

  • Cocción: 20 min
Cannelloni n° 100 all'uovo
play

Nuestro método

Atención, cuidado, experiencia, calidad en cada fase: desde nuestro molino hasta su mesa.

La selección del trigo

Escoger materias primas excelentes es el primer paso, el más importante, para crear una pasta única.
grano

La molienda

"Somos molineros desde casi dos siglos, desde cuando, en el año 1831, don Nicola De Cecco producía “la mejor harina del condado” en su molino. Todavía en la actualidad molemos todo el trigo en el molino adyacente a la fábrica de pasta, que está siempre rodeada de un intenso y agradable aroma.
molitura

El amasado

El agua fría y el amasado a una temperatura menor de 15 grados son dos detalles que permiten obtener una pasta que respeta la materia prima.
impastamento

El trefilado

Si gracias al trefilado la pasta toma forma, es la textura àspera que le da a nuestra pasta una porosidad única, capaz de capturar todos los condimentos. Este es uno de los particulares procedimientos que hemos elegido preservar y defender. Con gran orgullo.
trafilatura

El secado

Otro de los secretos de nuestra pasta es el secado lento y a baja temperatura. Es nuestra manera de preservar intactas las características organolépticas del trigo.
essiccazione



Potrebbe interessarti anche

Chitarrina Abruzzese n° 399 all'uovo

Típica especialidad regional, la Chitarrina Abruzzese es un original formato largo con sección cuadrada más pequeño que los clásicos Maccheroni alla Chitarra. Históricamente, la pasta se cortaba con una herramienta especial llamada "chitarra", se trataba de un marco de madera en el que se tensaban hilos de acero delgados. La pasta, no demasiado fina (con un espesor que corresponde al espacio que había entre un hilo y otro), se colgaba en los hilos y luego se cortaba presionándola un rodillo especial. El condimento más típico para acompañar este formato es el ragú de carne de cordero. En particulares zonas de Abruzzo el condimento tradicional para la Chitarrina Abruzzese es una salsa de tomate enriquecida con pequeñas albóndigas de carne de ternera de diámetro de alrededor de un centímetro, las así llamadas "pallottelle". La Chitarrina Abruzzese es excelente también con guisos de carne de distintos tipos, con salsas a base de tomate y berenjenas, o a base de pescado. Disponible en paquetes de 500 g y 250 g.
Descubra más