Fedelini n° 10

El origen de los Fedelini se remonta a los territorios de la provincia de Savona en Liguria a partir del siglo XIV, cuando se comienzan a fabricar los macharoni y tria, también llamados fidej, cuya característica es ser muy delgados, característica que aún actualmente los distingue de los espaguetis. Los condimentos sugeridos para este formato son simples: excelentes las combinaciones con mantequilla, mantequilla cruda y queso o mantequilla derretida con salvia y queso. Excelentes también con salsas a base de huevo o con tomate fresco crudo. Otra forma de disfrutar de la mejor manera los Fedelini es con un caldo blanco ligero. Además de los caldos y las pastas secas, en la zona de Nápoles se usan también para preparar pasteles horneados. Disponibles en paquete de 500 g.

  • Cocción: 6 min - Al dente: 4 min
Fedelini n° 10
play

Nuestro método

Atención, cuidado, experiencia, calidad en cada fase: desde nuestro molino hasta su mesa.

La selección del trigo

Escoger materias primas excelentes es el primer paso, el más importante, para crear una pasta única.
grano

La molienda

"Somos molineros desde casi dos siglos, desde cuando, en el año 1831, don Nicola De Cecco producía “la mejor harina del condado” en su molino. Todavía en la actualidad molemos todo el trigo en el molino adyacente a la fábrica de pasta, que está siempre rodeada de un intenso y agradable aroma.
molitura

El amasado

El agua fría y el amasado a una temperatura menor de 15 grados son dos detalles que permiten obtener una pasta que respeta la materia prima.
impastamento

El trefilado

Si gracias al trefilado la pasta toma forma, es el bronce el que le da a nuestra pasta una porosidad única, capaz de capturar todos los condimentos. Este es uno de los particulares procedimientos que hemos elegido preservar y defender. Con gran orgullo.
trafilatura

El secado

Otro de los secretos de nuestra pasta es el secado lento y a baja temperatura. Es nuestra manera de preservar intactas las características organolépticas del trigo.
essiccazione



Potrebbe interessarti anche

Gnocchetti Sardi n° 83

En su tierra natal, Cerdeña, se llaman "malloreddus", que en el dialecto sardo significa literalmente "pequeños gnocchi", y se consideran el plato típico por excelencia.

Las peculiaridades de estos pequeños gnocchi son el tamaño, diseñado para dar una textura única, y la superficie estriada, que antiguamente se obtenía aplastando los pedazos de pasta con el pulgar en la parte inferior de una cesta de mimbre llamada "ciurili" y que hoy en día se realiza utilizando una tabla acanalada.

Especialmente sabrosos con recetas tradicionales, combinados con requesón fresco o queso de oveja, los Gnocchetti sardi también son excelentes con salsas de tomate o de carne.

Disponibles en paquetes de 500 g y 3 kg.

Descubra más