Rigatoni n° 24

Formato típico de la tradición romana, los Rigatoni se caracterizan por el estriado de la superficie exterior y por el gran diámetro y espesor. Es un formato versátil que se adapta bien a una variedad de salsas con tomate o verduras, pero los condimentos más apropiados son las salsas a base de carne: salsas de cocido, de carne y setas, de res y cerdo, de salchicha o ragú de menudillos. Es clásica la receta con la pajata (plato romano a base de intestinos de becerro). De cualquier manera, se recomienda que todas las salsas sean lo bastante líquidas para poder entrar en el interior de la pasta y que se depositen en sus ranuras. Disponibles en paquete de 500 g.

  • Cocción: 14 min - Al dente: 12 min
Rigatoni n° 24
play

Nuestro método

Atención, cuidado, experiencia, calidad en cada fase: desde nuestro molino hasta su mesa.

La selección del trigo

Escoger materias primas excelentes es el primer paso, el más importante, para crear una pasta única.
grano

La molienda

"Somos molineros desde casi dos siglos, desde cuando, en el año 1831, don Nicola De Cecco producía “la mejor harina del condado” en su molino. Todavía en la actualidad molemos todo el trigo en el molino adyacente a la fábrica de pasta, que está siempre rodeada de un intenso y agradable aroma.
molitura

El amasado

El agua fría y el amasado a una temperatura menor de 15 grados son dos detalles que permiten obtener una pasta que respeta la materia prima.
impastamento

El trefilado

Si gracias al trefilado la pasta toma forma, es el bronce el que le da a nuestra pasta una porosidad única, capaz de capturar todos los condimentos. Este es uno de los particulares procedimientos que hemos elegido preservar y defender. Con gran orgullo.
trafilatura

El secado

Otro de los secretos de nuestra pasta es el secado lento y a baja temperatura. Es nuestra manera de preservar intactas las características organolépticas del trigo.
essiccazione



Potrebbe interessarti anche

Capelli d'Angelo n° 209

El origen de los Capelli d'Angelo, de nombre evocador y consistencia ligera, se disputa entre los territorios de Génova, la zona de Nápoles y la de la Ciociaria. Es un formato entre los más delgados de las pastas largas en nido.

Incluso su nombre, Capelli d'Angelo, en italiano recuerda el característico espesor muy delgado de este formato, aconsejado en la dieta de los niños de nueve meses en adelante, con el fin de acostumbrarlos a la comida de los adultos.

Los Capelli d'Angelo son un formato adecuado para las recetas con caldo, en estas preparaciones generalmente se rompe en trozos. Los Capelli d'Angelo se pueden también gustar como pastas sin condimentos líquidos, condimentadas con salsas blancas, huevos, mantequilla cruda y queso, mantequilla derretida con salvia y queso grana o requesón ahumado.

Disponibles en paquete de 500 g.

Descubra más