Linguine integral con erizos de mar

  • 1
    Dificultad


Preparación

Lavar la sueldacostillas y el perejil, luego cortarla en discos y picar el perejil. Abrir los erizos, recoger la pulpa con una cuchara, colocarla en un bol y dejarla de un lado. Colocar sobre el fuego una sartén con abundante agua y cocer las linguine. Mientras tanto entibiar el aceite en una sartén con una pizca de sueldacostillas y perejil, añadir la pulpa de los erizos de mar, las linguine coladas al dente y un poco de agua de cocción. Quitar la sartén del fuego, añadir a la pasta los discos de sueldacostillas y el perejil, mezclar y servir las linguine calientes. El condimento con los erizos de mar, muy difundido en la cocina de Sicilia, es particularmente bueno en la estación del verano, cuando los erizos se recogen fresquísimos a lo largo de las costas. Fuera de la estación se pueden utilizar los productos congelados que, aunque con una reducción del perfume, muy intenso en los productos frescos, garantiza un excelente resultado. Los apasionados de erizos de mar tienen la necesaria habilidad para abrirlos con guante y tijeras de cocina. Los inexpertos pueden utilizar los ya preparados o en lata.