Penne Rigate n° 41 Biologiche

De la familia de las pastas cortas de corte oblicuo, estriadas, las Penne Rigate son uno de los formatos de pasta más conocidos y, por tanto, también más versátiles en la cocina.

El término Penne se refiere, en el idioma italiano, a la pluma de oca que antiguamente se utilizaba para escribir y que se cortaba al bies para obtener una punta con un trazo más delgado. El formato, obtenido de un tubo de pasta, liso o acanalado, de longitud variable, tiene el característico corte diagonal típico de la pluma para escribir.

Las Penne son uno de los pocos formatos de pasta con una fecha de nacimiento cierta: en 1865, de hecho, un fabricante de pasta originario de San Martino d'Albaro (Génova), Giovanni Battista Capurro, pidió y obtuvo una patente para una máquina de corte diagonal. La patente fue importante porque permitía cortar la pasta fresca con la forma de la pluma sin aplastarla, en tamaño variable de entre 3 y 5 centímetros (mezze penne o penne). Se lee en el documento conservado en el Archivo Central del Estado de Roma: "Hasta el día de hoy solo se podía obtener el corte diagonal cortando a mano con las tijeras, un método que además de ser demasiado lento y caro tenía la desventaja de producir un corte irregular y de aplastar las pastas".

Las Penne Rigate son perfectas para la preparación de pastas al horno o pastas condimentadas con salsas de carne de cerdo o res. Pero también son excelentes con los condimentos a base de verduras y, en general, debido a su versatilidad, para todas las recetas de la tradición mediterránea, como el clásico condimento con tomate, albahaca, aceite extravirgen de oliva y una pizca de queso parmesano. Clásica la combinación con la salsa all'arrabiata.

Disponibles en paquetes de 500 g y 3 kg.

  • Cocción: 11 min - Al dente: 10 min
Penne Rigate n° 41 Biologiche
play

Nuestro método

Atención, cuidado, experiencia, calidad en cada fase: desde nuestro molino hasta su mesa.

La selección del trigo

Escoger materias primas excelentes es el primer paso, el más importante, para crear una pasta única.
grano

La molienda

"Somos molineros desde casi dos siglos, desde cuando, en el año 1831, don Nicola De Cecco producía “la mejor harina del condado” en su molino. Todavía en la actualidad molemos todo el trigo en el molino adyacente a la fábrica de pasta, que está siempre rodeada de un intenso y agradable aroma.
molitura

El amasado

El agua fría y el amasado a una temperatura menor de 15 grados son dos detalles que permiten obtener una pasta que respeta la materia prima.
impastamento

El trefilado

Si gracias al trefilado la pasta toma forma, es el bronce el que le da a nuestra pasta una porosidad única, capaz de capturar todos los condimentos. Este es uno de los particulares procedimientos que hemos elegido preservar y defender. Con gran orgullo.
trafilatura

El secado

Otro de los secretos de nuestra pasta es el secado lento y a baja temperatura. Es nuestra manera de preservar intactas las características organolépticas del trigo.
essiccazione



Potrebbe interessarti anche

Lasagne n° 112 all'uovo Biologiche

La Lasagna es uno de los formatos de pasta más antiguos de los que se tenga noticia. Probablemente corresponde a la "Lagana" latina (que a su vez deriva del griego "laganon": hoja grande y plana de pasta cortada en tiras), el formato comienza a ser conocido como "Lasagna" probablemente después del año 1.000 d.C. Los primeros vestigios de su amplia difusión como "Lasagna" provienen de los escritos de los más famosos poetas italianos del siglo XII. "Granel di pepe vince / per virtù la lasagna" [Grano de pimienta gana / por virtud la lasagna] cita Jacopone da Todi. Cecco Angiolieri, en cambio, pone en guardia a los lectores: "Chi de l'altrui farina fa lasagne / il su' castello non ha ne muro ne fosso". [El que con harina de otros hace lasagne / su castillo no tiene ni muros ni fosos.]

Desde siempre uno de los formatos más populares y apreciados de la cocina italiana, la receta más común y más fácil se condimenta con ragú de carne, salsa bechamel y parmesano, mientras que, recientemente, se ha introducido el uso de mozzarella.

Bastante comunes, también, las sabrosas versiones sin salsa de tomate, con condimentos elaborados con setas o verduras.

Disponible en paquete de 500 g.

Descubra más