Cannelloni n° 100 all'uovo

El origen de los Cannelloni es muy antiguo: entre las primeras formas de pasta nacidas de la mezcla de harina, agua y sal se encuentran los Gnocchi y los Cannelloni, es decir, tiras de pasta, de diferentes longitudes que se enrollaban para formar cilindros perfectos en donde se ponía el relleno.

Los Cannelloni, gracias a su gran tamaño, son particularmente adecuados para rellenarlos con compuestos sabrosos, a base de carne o a base de vegetales y requesón.

Las recetas más utilizadas para los Cannelloni son las horneadas con rellenos sabrosos y cubiertos con una capa ligera de tomate y salsa bechamel.

Disponibles en paquete de 250 g.

  • Cocción: 20 min
Cannelloni n° 100 all'uovo
play

Nuestro método

Atención, cuidado, experiencia, calidad en cada fase: desde nuestro molino hasta su mesa.

La selección del trigo

Escoger materias primas excelentes es el primer paso, el más importante, para crear una pasta única.
grano

La molienda

"Somos molineros desde casi dos siglos, desde cuando, en el año 1831, don Nicola De Cecco producía “la mejor harina del condado” en su molino. Todavía en la actualidad molemos todo el trigo en el molino adyacente a la fábrica de pasta, que está siempre rodeada de un intenso y agradable aroma.
molitura

El amasado

El agua fría y el amasado a una temperatura menor de 15 grados son dos detalles que permiten obtener una pasta que respeta la materia prima.
impastamento

El trefilado

Si gracias al trefilado la pasta toma forma, es el bronce el que le da a nuestra pasta una porosidad única, capaz de capturar todos los condimentos. Este es uno de los particulares procedimientos que hemos elegido preservar y defender. Con gran orgullo.
trafilatura

El secado

Otro de los secretos de nuestra pasta es el secado lento y a baja temperatura. Es nuestra manera de preservar intactas las características organolépticas del trigo.
essiccazione



Potrebbe interessarti anche

Garganelli n° 115 all'uovo

Los Garganelli, cuyo nombre recuerda el esófago del pollo que en el dialecto de Romagna se llama "garganel", son macarrones cortos estriados y puntiagudos, con los extremos cortados al bies, que se obtienen usando una herramienta llamada "pettine (peine)", similar a un telar, formado por dos listones paralelos unidos por medio de tiras de caña.

El estriado típico se obtenía tradicionalmente gracias a un telar de cañas llamado "pettine" en el que se deslizaba el lado exterior de la hoja de pasta.

La mejor manera de probar la pasta es acompañarla con una buena salsa de liebre o con una fina salsa hecha con tocino molido y guisantes.

Disponibles en paquete de 250 g.

Descubra más