Conchiglioni Rigati n° 126

Los Conchiglioni Rigate, originarios de Campania, hoy en día son apreciados y utilizados en toda Italia.

El tamaño particular y la forma de concha adecuada para contener los condimentos, hacen de los Conchiglioni un formato insuperable en la preparación de recetas de pasta rellena al horno con condimentos de pescado o de carne.

Además de horneados y rellenos se puede disfrutar en combinación con ingredientes frescos, con salsas ligeras y primaverales, con mozzarella, tomate y albahaca frescos.

Disponibles en paquete de 500 g.

  • Cocción: 12 min - Al dente: 10 min
Conchiglioni Rigati n° 126
play

Nuestro método

Atención, cuidado, experiencia, calidad en cada fase: desde nuestro molino hasta su mesa.

La selección del trigo

Escoger materias primas excelentes es el primer paso, el más importante, para crear una pasta única.
grano

La molienda

"Somos molineros desde casi dos siglos, desde cuando, en el año 1831, don Nicola De Cecco producía “la mejor harina del condado” en su molino. Todavía en la actualidad molemos todo el trigo en el molino adyacente a la fábrica de pasta, que está siempre rodeada de un intenso y agradable aroma.
molitura

El amasado

El agua fría y el amasado a una temperatura menor de 15 grados son dos detalles que permiten obtener una pasta que respeta la materia prima.
impastamento

El trefilado

Si gracias al trefilado la pasta toma forma, es el bronce el que le da a nuestra pasta una porosidad única, capaz de capturar todos los condimentos. Este es uno de los particulares procedimientos que hemos elegido preservar y defender. Con gran orgullo.
trafilatura

El secado

Otro de los secretos de nuestra pasta es el secado lento y a baja temperatura. Es nuestra manera de preservar intactas las características organolépticas del trigo.
essiccazione



Potrebbe interessarti anche

Casareccia n° 88

La Casareccia es originaria de Sicilia, pero también es característica de otras regiones del sur.

Tiene la forma de un pequeño pergamino liso, enrollado sobre sí mismo y curvado hacia la punta, el nombre evoca el antiguo origen casero, una interpretación de la "pasta busiata" de origen árabe obtenida con la caña fina de una planta con la que antiguamente se envolvían los pedazos de masa.

La Casareccia es indicada para usarse con el clásico ragú de carne, aunque su superficie lisa y delicadamente porosa ofrece un soporte ideal para todo tipo de salsas, desde las tradicionales hasta las más sencillas.

Disponible en paquetes de 500 g y 3 kg.

Descubra más